sábado, 27 de septiembre de 2014

MI COLECCION DE MOMENTOS


Vi una entrada en un blog por el que pasé por casualidades de la vida que se titulaba "La Colección de Momentos" que me encantó y el cual lo muestro aqui.  Mencionaba aquellos momentos que no pasaron desapercibidos para el autor y al final pregunta cuales son los del lector.  Así que decidí responderle en mi blog por lo que a continuación van algunos de los míos: Tomar una pausa en el trabajo y comer un ina cake relleno, revisar en mi consulta a un bebé que empieza a reír mientras lo hago y reírme con él, llevar a comer shawarma a mis sobrinos y escuchar sus anécdotas, darle la mano al señor que vende chifles en la entrada de mi trabajo y conversar sobre su vida,  recibir mensajes de la gente que me gusta durante el día, ver un atardecer distinto cada día a través de mi parabrisas al manejar hacia mi casa, ir al gimnasio con mi hermana, bailar y saltar por una hora entera quedándonos sin aliento, luego ir a comer y hablar por horas, ir al Kangoo Jump con mis sobrinos y ver con una sonrisa como tratan de seguir los pasos de baile pero terminan al final saltando a su propio ritmo, cenar en casa de mis amigas, ver películas y quedarnos dormidas, tener una buena conversación por videollamada con alguien con quien no hablaba hace años, ir a caminar por la ciudadela y respirar esa brisa de verano que me hace tiritar mientras veo a la gente pasar, saludar a personas que no conozco y recibir un saludo igual de alegre, encontrar parqueo donde casi nunca lo encuentro, planificar un viaje y ya tener todo listo, cantar y bailar en la ducha, reírme de mi misma, colocar a mi cachorra Frankie en mi pecho y dormirnos por media hora, verla jugar y correr con su mamá por todo el patio, tener charlas con un buen amigo y que la noche se haga madrugada, practicar esa canción que quería aprender en la guitarra y al fin tocarla bien, escribir esto hoy mientras espero a mis pacientes y sentirme feliz. 

Por ahora lo dejo ahí, son los momentos que recuerdo en este momento, sobre estos pocos días, es bueno saber que hay muchísimos más. ¿cuáles son los tuyos?

viernes, 26 de septiembre de 2014

NIKOLAS


 Sí, sí, lo afirmo y confirmo, soy una tía chocha. Pero ¿Qué más da? Mis sobrinos son como mis hijos pero en un nivel más privilegiado diría yo, ya que a veces puedo jugar y hasta pelear con ellos como una hermana,  y en otras ocasiones me cuentan sus vivencias, y puedo ser quien guarda sus secretos, quien los aconseja y quien los reta cuando siento que debo hacerlo.  Puedo decir con orgullo que hemos hecho un gran trabajo con ellos, ya que son unos niños extraordinarios, no sólo por su madurez y forma de analizar las cosas sino por su bondad, eso es lo que más me encanta de ellos, que son unos niños muy buenos y conscientes de lo importante que es ser generoso y amable con los demás.

Este espacio se lo voy a dedicar a mi sobrino más chiquito, a mi Nikolás. Niko (como lo llamamos) es el menor, y como nieto y sobrino menor es muy consentido obviamente. Es mimado sobretodo por su abuelo Pablo, quien desde pequeño le enseñó que era su Jefe, cosa que todas las mujeres de la casa objetamos, ya que a un niño no se le da esa clase de poder, peor a tan temprana edad. Desde ahí con mi hermana confabulamos en que este niño no podía ser un Pirrurris, así que nos dedicamos a hablarle y no permitirle hacer lo que quisiera, así el abuelo dejara que se le trepe hasta la cabeza. Por suerte el plan dio resultado y a pesar de aún saber manipular sobretodo a su abuelo,  ha aprendido a ser un niño considerado y sensato.

Niko es un niño viejo, siempre pensé que si existe la reencarnación,  él es de aquellos que han vivido muchas vidas ya que cuando hablas con él o cerca de él,  no puedes saber lo que está pensando o si te está escuchando, pero así creas que no, él lo escucha todo, lo analiza y te puede dar un consejo muy sabio, o incluso hacer que te des cuenta de aquello que se te pasó por alto.

Es la mejor compañía que puedes pedir, le encanta conversar, y ayudarte, le gusta sentirse útil, es muy sensible y siempre está atento a lo que sucede a su alrededor.  Tiene una gran capacidad para amar, lo demuestra con sus detalles diarios, sus pequeños gestos que hacen que un mal día se llene de luz. Él es la persona con la que puedes contar cuando necesitas ayuda, él da un paso adelante y está ahí para contribuir con su tiempo o sus destrezas para mejorar cualquier situación. Con respecto a eso nunca podré olvidar como apoyó a su hermano en un concurso de talentos, Pablo Andrés se inscribió en un intercolegial con una banda, para tocar una canción inédita en contra de las drogas, pero dicha banda se desintegró antes de empezar, quedando él como único integrante. Pablo Andrés tocaría el teclado y cantaría, pero necesitaba un baterista y  Niko al saber tocar, sin titubear decidió participar junto a su hermano.  Por último consiguieron a un guitarrista, amigo de Pablo Andrés por lo que la banda quedó completa. El concurso sería en uno de los teatros más grandes de la ciudad, el Centro Cívico, y a pesar de los nervios de los 3 (y de nosotros los familiares), lograron impactar no sólo al público y al jurado sino también a los familiares nerviosos que estábamos encantados viéndolos tocar tan bien y con tanta valentía.   No ganaron el concurso, pero ganaron algo más valioso, esa experiencia que jamás podrán olvidar, aquella que vivieron juntos y que demostró la unión y el amor que se tienen el uno al otro.


Mi Niko es mi flaquito sonriente, alegre, que siempre está haciendo bromas, saltando, haciendo muecas. Es tan lleno de vida que alegra la mía todos los días, y quien me enseña como amar ilimitadamente.  Es muy cariñoso, le encanta abrazar, y cuando te mira con esos ojos tan grandes y brillantes, enmarcados con hileras de pestañas abundantes y unas cejas gruesas y traviesas dificulta mucho el decirle que no o enojarse con él. Así esté creciendo, sigue teniendo esa ingenuidad y dulzura de un niño, sigue gustándole que le cuente historias como las que me inventaba para hacerlo dormir, pero más lo hacía reír cuando en la historia siempre aparecía el loco personaje basado en él llamado "El Enano del Pueblo". Cada vez que quieras un cuento te lo contaré mi bebé. Te amo mucho y agradezco por tenerte en mi vida!!

jueves, 18 de septiembre de 2014

¿CUANTO DURA UN RESFRIADO?


Aparte de escribir en mi blog, sigo y leo otros blogs que me interesan mucho, y entre ellos está uno sobre Pediatría Basada en Pruebas donde te dan mucha información resumida de artículos que han leído los autores sobre temas actuales en pediatría.  

El tema que les estoy compartiendo es uno que no sólo va a ser interesante para los pediatras, sino para los padres, quienes son los que más se cuestionan sobre la duración de los resfriados y la frecuencia con la que se presentan actualmente.  Este artículo fue escrito por José Cristóbal Buñuel, y el blog del cual lo comparto es http://www.pediatriabasadaenpruebas.com/.  El artículo en mención lo muestro a continuación:

Los pediatras, muy especialmente los que trabajamos en atención primaria, estamos muy familiarizados con las "itis": otitis, laringitis, rinitis, faringitis, bronquiolitis... Con todo tipo de infecciones respiratorias agudas (IRA). Son el principal motivo de consulta en atención primaria y todos conocemos a niños "que siempre están en el médico" por el mismo proceso, habitualmente resfriados comunes acompañados o no de tos.

En ocasiones esta persistencia de los síntomas lleva a muchos padres a preocupaciones excesivas y a muchos colegas pediatras a la prescripción de medicamentos innecesarios, bien sean mucolóticos-antitusígenos o - en el peor de los casos - incluso antibióticos.

¿Cuanto dura un episodio de IRA? En el BMJ se publicó una revisión sistemática (RS) sobre el tema, que fue objeto de valoración crítica y de edición de un AVC ("Artículo Valorado Críticamente") en "Evidencias en Pediatría". Los autores de la RS constataron, de la lectura de 23 ensayos clínicos y 25 estudios observacionales, que la duración de estos episodios en general era más prolongada que la que habitualmente comunicamos a los padres. Por ejemplo, la duración promedio de la bronquiolitis es de 21 días, la de la tos aguda es 25 días, la del resfriado común es 15 días y la de los síntomas respiratorios inespecíficos es 16 días

Son datos simples y que a priori puede parecer que carecen de importancia, pero que pueden ayudarnos  a orientar mejor a los padres y a "refrenar los impulsos prescriptores" de muchos de nosotros.

Podéis acceder al texto íntegro de la RS desde este enlace . Ya al AVC sobre la misma publicado en "Evidencias en Pediatría" desde este otro enlace.

sábado, 13 de septiembre de 2014

LO QUE SE DISTINGUE



Esta semana la luna ha estado indescriptiblemente llena, tan fastuosa, grande y hermosa, no podía dejar de mirarla, y me puse a pensar en todo aquello que he pasado por alto, en tantas ocasiones que he mirado hacia abajo, desatendiendo aquello que estaba arriba.  Hace dos días vi uno de los mejores atardeceres, el cielo pintado de diferentes tonos de naranja, y en la mitad un sol centelleante, de un amarillo que jamás había visto, ¡Cómo quería tener mi cámara para poder guardarlo por siempre en mi colección de fotos!, pero sólo se quedará en mi colección de memorias y cada vez que lea esta entrada lo recordaré. Lo vi mientras manejaba hacia mi casa, en la autopista. Esta semana ha sido distinta, en cuanto a lo que he sentido, expresado y pensado, a veces un poco difícil y llena de distracciones, pero en esas ocasiones, en que vi el sol y la luna, pude entender lo pequeños que son nuestros problemas. El mundo es tan majestuoso que no podemos dejar de contemplarlo y admirarlo, no debemos limitarnos y dejar que cosas mínimas que nos despistan, ocupen su lugar. Nuestro estado de ánimo puede ser muy cambiante, pero nuestra mente nos pertenece, y debemos encauzarla en aquello que tenemos alrededor, lo que es realmente hermoso y que está a nuestro alcance, no debemos ignorarlo, porque cuando ya no esté, divisaremos el pasado y lamentaremos el haber desperdiciado esos momentos sin apreciar y disfrutar lo que merece ser disfrutado y apreciado.

Algo que tenemos que distinguir por sobre todo lo demás es a las personas que nos aman, pero no un amor hablado, sino el que está presente, aquel que te da la mano cuando estás a punto de tropezar,  aquel que aunque ya hayas caído te anima a incorporarte, no con lo que quieres escuchar, sino con la verdad, así sea cruda, es real. Y no hay nada mejor que la realidad, esa realidad que te la da una persona que se muestra vulnerable ante  ti, o que te da toda la confianza para mostrarte vulnerable ante ella.  Que te enseña, que te incentiva y te inspira.  Que ríe y llora contigo, te da un trago, te cocina, te abraza, te besa, te escucha, te aconseja y todo con total honestidad.


Este espacio es dedicado a esas personas, las que respeto, admiro y quiero, no sólo por como son conmigo sino por como se manejan en su vida. Con aciertos y desaciertos, imperfecciones y virtudes, todo eso es parte de ellos,  lo que los hace más humanos y lo que me hace quererlos intensamente. Ustedes saben quienes son, y para ustedes mi amistad y amor eterno. Son parte de ese mundo en el que me encanta vivir.

HOY SÍ QUE HE ESTADO INSPIRADA :)

Ahora sí a disfrutar del fin de semana y de cada día!

miércoles, 3 de septiembre de 2014

ALGO DE MI PRÁCTICA DIARIA


La práctica diaria de la pediatría es una verdadera antología de anécdotas que tienen muchos matices. Puedo decir que en la atención primaria me complace mucho tener la oportunidad de ser la persona que aclara las dudas de los padres, educa, incentiva, y da consejos sobre muchos temas tanto de enfermedades como de crianza que pueden causarles ansiedad y desconcierto, sobretodo si son padres por primera vez. Yo sé, ustedes dirán, qué sabré yo de crianza si no tengo hijos (Ya me han preguntado varias veces, si es que tengo hijos). Pero tengo mucha experiencia con lo que he visto, leído y vivido, y lo que se puede y debe hacer para que sus niños sean personas respetuosas, seguras, amables, y alegres. No digo que tengo todas las respuestas, ya que cada persona es distinta, pero hasta ahora he tenido buenos resultados con los padres que han tomado bien mis consejos y los han aplicado a su forma de vida y su realidad.

Sobre lo vivido en crianza puedo citar dos ejemplos: mis abuelos. Mi abuelo materno era un hombre muy estricto y fuerte de carácter,  hablaba poco con nosotros sus nietos, era de la vieja escuela, en la que los niños no opinaban, sólo la palabra de los adultos era la que valía (ya no es así por suerte, ya podemos conversar con él y es más cariñoso) . Mi otro abuelo era todo lo contrario, los niños eran primero que nadie, lo más importante, y los adultos los que deben complacerlos.  Por supuesto, yo me sentía más cómoda con mi abuelo paterno porque podía hacer y decir lo que quisiera y además siempre que lo visitaba me tenía mi postre favorito: queso con manjar mmm! Pero ahí pude ver dos ejemplos extremos de crianza, uno en la cual te infunden respeto mezclado con algo de temor y otro que te deja hacer y deshacer a tu gusto (más o menos como la crianza de hoy).   Mi crianza fue además dividida entre mi madre, mi papá, mis abuelos, y mis tíos. Sí tíos, ustedes también influyeron mucho en mi vida así se sorprendan (por si están leyendo). Y puedo decir que gracias a que tuve los extremos de mis abuelos, la diferencia de carácter y actitudes en cada uno de mis tíos, el ejemplo de lucha de mi padre, la fortaleza de mi madre, y sobretodo la gran unión de mi familia, siento que he podido analizar mejor que aspectos en su forma de comportarse conmigo fueron negativas y cuales fueron muy positivas.  Esa vivencia también la comparto con los padres de mis pacientes, porque tengo la fortuna de recordar mi infancia desde muy pequeña, recuerdo momentos que por la temprana edad que tenía cuando los viví, aún sorprende mucho a mis padres que los recuerde, lo que a la vez es excelente para entender por qué soy como soy en lo bueno y en lo malo y por ende para aplicar en mi profesión. Sé que ninguna crianza es perfecta, el día que yo sea madre sé que cometeré miles de errores, es más pienso que talvez seré muy sobreprotectora ya que lo soy con mis sobrinos, pero haré lo posible por recordar día a día lo que yo misma aconsejo a las familias que confían en mi, porque si tengo un hijo es para trabajar en que se convierta en un buen hombre o mujer, que valore lo que debe valorar, y  evitar en lo posible de que se convierta en un político corrupto o algo parecido ;).

Parte de lo que he aprendido es que no es necesario ser un ogro para que tus hijos te respeten, hay que dejarlos ser niños, ser creativos, pero también es necesario ser firmes, decididos y poner las reglas claras en tu casa, ya que el padre y la madre son los que administran el hogar, no los niños.  Como escuché en una conferencia "Somos la única generación que le teníamos miedo a nuestros padres y ahora también le tenemos miedo a nuestros hijos", pues ¡es cierto! y cada día soy testigo de esa afirmación.  Los padres ahora se preocupan más de caerle bien a sus hijos que de educarlos y ponerles límites. Por supuesto, no todos son así, algunos han sabido mezclar la vieja escuela con la nueva y han logrado realizar una crianza muy efectiva en la cual los hijos no les temen pero sí los admiran y respetan. Algo que siempre le digo a los padres es, "Ahora talvez su hijo se enoje y no le quiera hablar porque usted no hace lo que él quiere, pero eso se le pasará pronto, lo que nunca se le pasará es que usted le haya permitido comer lo que quiera, hablarle como quiera, o hacer lo que quiera ya que después tendrá a un adulto que le recriminará toda su vida el dejarlo comer mal, que lo tratará con irreverencia por no corregir sus agravios y que no sabrá autocontrolarse ni aprender a manejar la frustración por protegerlo del fracaso, darle todo lo que quiere y enseñarle a que no todo en la vida gira a su alrededor, así que piense en el futuro y no se angustie por el berrinche de hoy".

Y hablando de comer lo que quieran, una de las cosas que más me llama la atención es cuando vienen a la consulta por problemas de alimentación, es de todos los días que el motivo de consulta sea "mi hijo no quiere comer nada, quiero que le de algo para el apetito", y cuando voy entrando más profundamente en el asunto,  la mayoría de veces descubro que la dieta es guiada por el niño y no sus padres, o lo han acostumbrado a alimentarse de líquidos por lo que evita masticar. Entonces en realidad no es un problema de falta de apetito, sino un problema de malos hábitos. Es ahí cuando la consulta no requiere de ningún medicamento, sino de tips y consejos para ir incluyendo nuevos alimentos a la dieta, pero sobretodo ser disciplinados con el horario y sentarlos a la mesa, darles el menú de ese día, hasta lo que toleren y si ya no quieren más, llevarse el plato y dejar que se retiren. Posiblemente se quede con hambre o pedirá comida luego, ahí no hay que darles ningún piqueo, ni coladas ni ninguna otra chuchería que engañe su estómago, para que a la siguiente hora de comer tenga más apetito y puedan ofrecerle más del menu de ese día. Así poco a poco van aprendiendo y aceptando sin estrés una nueva fruta, o vegetal o proteína, todo con mucha paciencia. Al inicio es difícil, pero se debe ser constante, como todo en la vida. No es cuestión de ser demasiado severo (porque no ayuda en nada obligarlos a comer metiéndoles a la fuerza la comida, o gritándoles, lo que causa trauma y terror a la hora de la comida), ni ser demasiado suave (nada de estar persiguiéndolo o rogándole que coma con la cuchara en la mano por toda la casa).

Esta entrada la hago para que cada padre, madre, abuelito o cualquier persona que esté al cuidado de un niño medite la forma en que está comportándose con su hijo, nieto, sobrino, ya que todos somos parte de su educación.  Cada día en la consulta hablo con los padres sobre esto, algunos sí se dan cuenta que algo está mal, y me piden que los guíe, otros no, pero se los hago saber, sobretodo cuando veo que sus hijos les contestan mal,  o  hacen destrozos en el consultorio y no veo respuesta de parte de los padres.  Como pediatra y como ser humano me importa mucho el tipo de mujer u hombre que van a ser sus niños, me daría mucha satisfacción ver, al pasar el tiempo, pacientes míos convertidos en adultos seguros, considerados, adaptados, honestos y sanos en cuerpo y mente, por ellos y por la tranquilidad que sentiría sabiendo que nuestros hijos tendrán más posibilidades de cruzarse con personas así,  usted no?



PERLAS EN LA PRACTICA PRIVADA
CASO 1
PADRE O MADRE: Mi hijo no come, no tiene apetito, pero eso sí, se llena de golosinas.
YO: Señor/a si ud se llenara de golosinas durante el día, tendría hambre?
P/M:  Sí es cierto, Viste hijito? Por qué comes eso? Dígale doctora
YO: Señor/a su hijo tiene 5 años, ud es el/la que debe preocuparse por su alimentación, no él. Ya no tenga golosinas en casa.
P/M: Ay doctora es que si no le doy se pone bravísimo
YO: PLOP!

CASO 2
P/M: Doctora, mi hijo está muy flaco, yo quiero verlo gordito.
YO: Señor/a su hijo está perfecto, esa es su contextura, asi como ud es delgada él también y siempre lo será
P/M: Ay pero es que no me gusta que sea delgado y la vecina, la abuelita, la tía me dicen que se debe engordar.
YO:  Bueno señor/a yo le digo que no, mire la tabla de crecimiento como está en el percentil 50, está perfecto su hijo. Y sí come de todo?
P/M: Sí doctora come de todo, pero no engorda!
YO: Como le comenté, eso es por su contextura, su hijo está muy bien, no hay que darle nada, déjelo tranquilito.
P/M: Ya doctora y que vitamina le puedo dar para que engorde?
Yo:  PLOP!

CASO 3
P/M: Doctora mi hijo no come nada.
YO (pregunta capciosa):  Y que es lo que sí le gusta comer a su hijo?
P/M: Ah! come pan, galletas, helado, arroz, carne, pollo, pero no se quiere tomar toda la sopa!!
YO:  PLOP! (PS: Yo nunca me comía la sopa, hacía la dieta de Mafalda y crecí bastante)

CASO 4
P/M:  Doctora mi hijo no quiere comer.
YO: Señor/a pero su hijo está con sobrepeso, mejor que coma menos, la voy a mandar a un nutricionista para que la guíe con una alimentación balanceada.
P/M: Ah ya doctora, y que vitaminas le puedo dar?
YO: PLOP!

LA GANADORA
Llamada en la madrugada 3am (verídica):
Doctora ayúdeme, cómo es que preparo esta fórmula, una medida en una onza, o una medida en cada dos onzas? RECONTRA PLOP!

A pesar de momentos PLOP! cada día amo más mi profesión y a mis pacientes, si ustedes aprenden yo también aprendo y eso es gracias a ustedes. Gracias totales!