viernes, 26 de diciembre de 2014

EL MITO DE LA "INFECCION" DE GARGANTA


Hoy me duele la garganta
de seguro es infección
así que tomo la pastilla
que la vecina me dio

Después de lo tomado
aún no me he curado
a mi doctor llamaré
y así mejor estaré

Tuve que hacer una cita
de esas que tanto se evitan
quería gastar en un traje
pero el dolor me hizo el raje

Así que acudo al doctor
el cual me examinó
la garganta me vio
pero antes me interrogó

Preguntó que pastilla tomé
le dije una de un frasco café
que una amiga me recetó
porque afiebrado me vio

Me hizo la prescripción
para mi dolorosa infección
pero antibiótico no vi
y eso no lo entendí

Pregunté que me curará
me dijo "Tu cuerpo lo hará"
las pastillas que me envió
sólo son para el dolor

Y asi fue como me curé
con tan sólo agua y té
sin tanta droga ni remedio
ni antibiótico de por medio

Para la próxima ya sé
que a mi doctor visitaré
pues si me vuelvo a enfermar
nadie más me va a tratar.











domingo, 21 de diciembre de 2014

DICIEMBRE DE POEMAS


Diciembre ha sido un gran mes, el mes en el que acaba todo y volvemos a empezar, está lleno de música, unión, reflexiones, movimiento, y todo se junta en un árbol de optimismo, al menos así es para mi. 
También ha sido mi mes de poesía, en el que he redescubierto mi creatividad dormida, mucho más que los meses anteriores, con canciones y poemas que simplemente han fluido. 
Quiero que en el próximo año se mantenga despierto ese deseo de crear y puedan crecer mis palabras, al igual que las melodías que las acompañan.  También quiero encontrar más y nuevos propósitos, seguir disfrutando de mis seres queridos, viajar y conocer más gente fabulosa, que es infinita.  
Lo que traiga el 2015 será bien recibido y lo esperaré con mucha emoción y atención.
Gracias por este año, gracias a mi Padre Celestial y a todos los que me acompañaron en este despertar.
Mi amor eterno para todos ustedes.

A DAY RECALLING



Going back inside
I'm watching the pain
that sleeps in my mind
and hangs deep in my brain

I remember you
whom I left behind
but those scars remain
in a big black stain

I still can't believe
what you did to me
all your craven actions
my unsatisfaction

But then again
after being apart
I can understand
all this from the start

As I can recall
you were never bold
you had no fire
no loyalty or desire

Now I know the truth
of the real you
what I couldn't see
has now set me free

So I can't complain
'cause I found my train
I've been traveling far
healing every scar

You just have to know
that I loved you so
you had all my heart
which you tore apart

Some tears are falling
with all this recalling
washing out the stain
like the strongest rain

This story is simple
I almost lost my dimple
but my smile is back
now I'm back on track.










martes, 9 de diciembre de 2014

DIAS DE SOL, DIAS DE SOMBRA



Con un beso el tiempo se detuvo
mi latido rápido, el tuyo profundo
nuestros pasos siempre cambiantes
se complementaron en un instante

Y sin pensarlo pudimos ver
en nuestros cuerpos el amanecer
esa noche de constelaciones
y un mar lleno de canciones

Eres el hoy que recurre en mi mente
eres mis horas de nostalgia silente
la evocación que alimenta mi sonrisa
mi compañía en las noches de brisa

Hay madrugadas en las que despierto
con un nuevo temor de lo incierto
pero ese sentimiento me da vida
para idear y encontrar una salida

El futuro aún no está escrito
y el pasado quedó en el olvido
sólo en mi corazón y en mi memoria
está muy presente nuestra historia.

Y tú...






domingo, 7 de diciembre de 2014

SUEÑO Y DESPERTAR


Ella dormía sobre un manto de rosas
pequeñas espinas rasgaban su ropa
respiraba serena en su vestido de seda
en sus manos yacía su último poema

La hierba crecía siguiendo su silueta
su pelo tricolor laureado por violetas
su eterna sonrisa simulaba un cantar
sus labios un beso parecían clamar

Así permanecía con sueños de amor
de aquellos inmortales y carentes de temor
como hada silenciosa esperaba paciente
aquel aliento fresco de un ser único y valiente

Y así, un día de invierno ella sola despertó
sintió su alrededor y su mirada levantó
el mundo era más grande con los ojos abiertos
su pecho se llenaba de nuevos sentimientos

Limpió las heridas que le hicieron las espinas
de pronto se paró y marchó hacia las colinas
amó cada pisada que marcaba su camino
y sin mirar atrás ella siguió su destino.










miércoles, 19 de noviembre de 2014

A MI QUERIDO MAESTRO


Hace más de 5 años, saliendo de la emergencia del Hospital "Dr. Roberto Gilbert Elizalde", me llama uno de mis profesores más estimados, y quien me enseñó un lado distinto de la pediatría, más social, más humano, el Dr. Bosco Alcívar, y me dijo que un gran amigo suyo necesitaba un pediatra para que trabaje con él en las tardes por lo que pensó en mi y me recomendó, además me dijo que esa experiencia me ayudaría mucho en mi formación profesional. Yo sin dudarlo fui a ver a su amigo, no sólo por agradecimiento al Dr. Alcívar sino también porque yo ya lo conocía, él era el director del postgrado del cual yo me había graduado, quien influyó además para que yo sea jefe de residentes el último año y además uno de los mejores pediatras de la ciudad, y debo añadir que era el padre de uno de mis compañeros de la universidad. Con esos antecedentes la entrevista fue simplemente una bienvenida a su consulta, el recordar conversaciones que tuvimos durante el postgrado, que cabe recalcar siempre fueron sobre lo importante que era para él en convertirlo en el mejor del país, dándole mayor valor a las clases y al aprendizaje de los residentes que al trabajo, el cual, por supuesto debía realizarse, pero como un complemento de dicha educación no como lo primordial; y al final hablamos sobre pequeños detalles que conciernen a las funciones que se realizan en el consultorio.

Yo venía de un postgrado intenso, realizado en un gran hospital, con excelentes tutores, y llevaba mucho conocimiento sobre la atención en urgencias, casos de intoxicación, accidentes en el hogar y fuera de él, maltrato al menor, desnutrición infantil, reanimación pediátrica avanzada, investigación de patologías poco comunes, terapia intensiva pediátrica y neonatal, y un sinnúmero de experiencias que sólo un hospital de esa magnitud puede proveer, por lo que entrar en su consultorio fue un cambio radical, donde dejaría atrás el caos hospitalario y aprendería algo completamente nuevo que me mostraría la otra cara de la pediatría, y esto es la ATENCIÓN PRIMARIA. Como dije antes, quien me inició en esa nueva visión fue el doctor Alcívar, pero quien la continuó en toda su dimensión fue el Dr. Enrique Boloña Mármol, mi nuevo jefe.

Cuando entras a su consultorio, una de las cosas que más impresionan, al menos a mi me pasó, fue ver la gran cantidad de carpetas que están archivadas en la recepción, muy bien organizadas, abarcando toda una pared, del piso al tumbado, conteniendo las historias clínicas de todos sus pacientes. En la parte de arriba veía unas de un color más amarillo que las otras, y me dijeron que son las carpetas de aquellos que se atendieron antes, cuando eran niños, ahora ya son adultos y traen a sus hijos. Y así era, cada día desfilaba una multitud de madres con sus hijos, a veces con los abuelitos, con los padres, las niñeras, tíos, primos, etc, y esas caras se hacían cada vez más conocidas ya que reaparecían frecuentemente. Se respiraba un aire muy familiar, muy confortable, hasta festivo, niños entrando y saliendo con su ruido característico pidiendo un chupete o las famosas galletas de animalitos, que según decían las madres les gustaba tanto que las compraban para su casa pero no entendían por qué no tenían el mismo sabor que en el consultorio, algo que aún es un misterio sin resolver, padres e hijos solicitando a Chelita, la enfermera que lleva más de 20 años trabajando ahí, o a las asistentes Beatriz y/o Nela, para pedirles alguna información o simplemente contarles algo. El teléfono nunca estaba en silencio, por lo que las consultas telefónicas eran imparables, a veces eran preguntas que podían resolverse de esa forma, pero en otras ocasiones les decíamos que debíamos revisarlos en persona.  Mi función en el consultorio era examinar pacientes ya sea con él, o sin él, al inicio atendía pocos sin él, lo cual fue mejor ya que podía observar y aprender más. Es así como conforme pasaba el tiempo, fui ganándome la confianza de las familias que acudían y el número que atendí sin él fue incrementándose.

En su consulta pude ver como se desenvolvía con sus pacientes, lo cual no se manifestaba como una relación médico-paciente fría y distante, sino todo lo contrario,  él se expresaba como un amigo, un consejero, un guía. Vi a muchos entrar ansiosos, angustiados, dubitativos, intranquilos (como normalmente entramos a un consultorio médico), y vi a los mismos salir, varios minutos después, más claros, calmados, alegres, aliviados. La mayoría de veces podía tomarse toda una hora con una familia, conversando no sólo de la causa por la que acudían a la consulta, sino intercambiando anécdotas, historias, hasta bromas y pude entender que eso es lo más importante en la relación de un doctor con sus pacientes, esa comunicación que no sólo debe enfocarse en la enfermedad, sino en todo el entorno de ese pequeño ser, conociendo a las personas que lo rodean, el ambiente en que se desenvuelve, el paciente no es solamente el niño, es toda la familia.  No era algo nuevo para mi el saber eso en teoría, pero el verlo como debe ser en la práctica, de alguien tan carismático, es otra historia, el poder llegar a la gente y adquirir su total confianza es un don que no se le otorga a todo el mundo, y que mejor persona para enseñarte eso que el Dr. Boloña.

En él no sólo encontré a un mentor, también a un gran ser humano, un amigo, casi un padre, y puedo decir que en todas las ocasiones en que quería hablar con él por un consejo o alguna duda, estaba muy atento a lo que yo tenía que decir, mostraba genuino interés y empatía por mis preocupaciones, y puedo dar testimonio de que así era con todas las personas que lo buscaban y llegaban a su despacho por una luz, una palabra de aliento, una orientación, y ahí con él, encontraban justamente eso.  Su oficina se encontraba abierta, sin llave, así como era mi percepción de él, el de una persona accesible, franca, apasionada por su familia y su profesión, de un gran sentido del humor, amante de la medicina, del arte, de la música, de la vida.  Algo que siempre recuerdo es su generosidad para compartir su conocimiento, recuerdo cuando llegaba de sus congresos internacionales y siempre traía alguna novedad, como el último libro de pediatría, o un nuevo descubrimiento en el manejo de alguna enfermedad, y no dudaba en compartirlo conmigo y el Dr. Madruñero (que trabajaba con él en las mañanas), y si era lo contrario y nosotros viajábamos a algún curso, se complacía mucho y quería saber todo lo que habíamos aprendido, y como lo podíamos aplicar a nuestra práctica diaria.

A finales del año pasado llegué a trabajar como todos los días, pero él no estaba, inmediatamente me dijeron que se había ido a EEUU porque acá le realizaron unos exámenes por un dolor que había presentado, y en los resultados mostraron que estaba afectado su riñón. Resultó que era cáncer y eso fue devastador para todos nosotros, hasta ahora no me puedo imaginar como habrá sido para él y su familia. Todo ese año la consulta permaneció abierta y los pacientes continuaron acudiendo, tanto ellos como nosotros jamás perdimos la esperanza de volverlo a ver recuperado y trabajando de nuevo. Esa esperanza se perdió hace pocos días en que llegó la peor noticia, aquella que nos dijo que ya no volvería. Para todos nosotros es muy difícil aceptar que ya no está, pero yo siento que su propósito acá en la tierra ya se cumplió, pues a pocas personas he visto disfrutar tanto cada aspecto de su vida como lo vi al Dr. Boloña, a pocas personas he visto ser tan solicitadas, tan queridas, tan admiradas, tan respetadas. Estoy segura de que él se fue completamente satisfecho, y de la forma más digna como sólo un hombre como él debe irse de acá. Su presencia continúa firme en el consultorio y en cada uno de nosotros, es muy improbable que una luz tan brillante se vaya a extinguir.

Hasta pronto mi querido maestro, siempre lo recordaré con una sonrisa, nunca olvidaré su amistad y todo lo que me enseñó. Dondequiera que esté, estará alegrando a todo el que lo rodee, como lo hizo acá, pues los pequeños ángeles ya tienen al mejor de los pediatras para cuidar de ellos.









viernes, 24 de octubre de 2014

LA FIEBRE Y EL USO INDEBIDO DE ANTIBIOTICOS EN LOS NIÑOS


Esta entrada la escribo dedicada a los padres y los cuidadores en general de mis pacientitos. Todos los días en la consulta me llegan familiares muy ansiosos por el aumento de temperatura en la piel de sus pequeños, y es entendible, ellos son los seres más importantes del mundo para ellos, y el sólo pensar que están presentando una enfermedad que pueda afectar su vida los llena de temor y angustia.  Es por eso que cuando me llegan con esos rostros de preocupación me enfoco en comunicarles que la fiebre NO ES LA ENFERMEDAD,  sino es una gran suerte contar con ella, ya que nos avisa que algo está sucediendo y a la vez demuestra que su bebé cuenta con un armamento de soldados (llamado sistema inmunitario) que está luchando contra aquel agente causante de su afección.

Eso por un lado, por otro lado está la creencia de que la fiebre es causada por una INFECCIÓN, y al decir infección en seguida se asocia con el uso de un antibiótico, es por tal causa que también tengo muchos padres que le han dado "la amoxicilina" antes de asistir a la consulta porque la fiebre está "altísima", por lo que concluyen de que seguramente es una infección fuerte y hay que combatirla.  Esto es un error muy grande y peligroso también. Antes que nada debemos tener claro que una infección significa "invasión a nuestro organistmo de un agente biológico externo"  eso quiere decir que no solamente se limita a las bacterias, sino también a los virus, parásitos, hongos.  Por lo que hasta que el doctor no revise al niño y le dé su diagnóstico (es decir la causa probable o definitiva de su enfermedad), no hay que dar antibióticos a ciegas, simplemente controlar la fiebre hasta poder llegar a la consulta o hablar con su médico. 

Los antibióticos son para curar infecciones causadas por BACTERIAS y la UNICA persona que puede prescribirlos es su médico, NADIE MÁS.   Y volviendo a por qué es peligroso dar antibióticos a un niño sin conocer realmente la causa de la fiebre, hay algo llamado RESISTENCIA BACTERIANA ADQUIRIDA que se produce por el uso indebido de antibióticos, esto sucede porque cuando das un antibiótico a un niño sin la dosis, frecuencia y duración adecuada, lo que estás haciendo es ayudando a que las bacterias que alguna vez eran susceptibles a ese medicamento, empiecen a mutar (algo asi como los X-MEN)  y se hagan más fuertes, por lo cual, en el momento en que estas causen una enfermedad en su hijo, no podrán ser aniquiladas con ese antibiótico en particular y se necesitarán antibióticos más fuertes. Y esto último es otro problema, porque ya no se están creando nuevos antibióticos como antes, por lo que si seguimos abusando llegará un momento en que no tendremos que medicamento darles porque ya las bacterias mutantes serán resistentes a todo lo que el ser humano ha sintetizado para protegernos, y no creo que querramos regresar a la Edad de Piedra.  En todo caso si necesitan más información sobre esto o tienen alguna duda pueden leer más sobre este tema en la página de la OMS que les pongo aquí.

Ahora, tenemos a un niño con fiebre, a veces no contamos con termómetro pero lo sentimos caliente, ¿cómo la controlamos?  Siguiendo estos 4 sencillos pasos:  
A:  Alimentación suficiente y saludable, lo que el niño tolere, en pocas cantidades y varias veces al día si es necesario.
B: Bebidas, aumentar ingesta de líquidos al doble de lo que tomaba normalmente, observar que orine adecuadamente. 
C: Cuerpo en ambiente fresco, poca ropa, baño tibio, paños tibios (nada de bañeras repletas de hielo que lo único que hacen es causarle un peor malestar a su niño).
D: Doctor, llamarlo y/o acudir a su consulta en caso de fiebre muy alta y/o acompañada de otros síntomas como vómitos, diarreas, tos, dolor. 

La fiebre puede llegar a deshidratar por lo que es muy importante el punto B de Bebidas, ya que al aumentar la ingesta de líquidos se previene la deshidratación y eso a su vez ayudará a disminuir la temperatura. Es también importante tener un termómetro para poder tener un control de la temperatura, si bien la mano de los padres para tomarla es respetable, no es completamente seguro para saber que tan alta es la fiebre, con el termómetro se tendrá un mejor control y se puede realizar las tomas de 3 a 4 veces al día y apuntarlas para posteriormente comunicarlas al pediatra. 

No olvidemos que la comunicación es vital para ayudar a sus pequeños, no nos preocupemos tanto sino ocupémonos actuando bien informados de lo que estamos haciendo para ayudar al niño a salir de esa crisis sin complicaciones, la tarea está en ustedes junto con la guía de su pediatra de confianza.  



sábado, 27 de septiembre de 2014

MI COLECCION DE MOMENTOS


Vi una entrada en un blog por el que pasé por casualidades de la vida que se titulaba "La Colección de Momentos" que me encantó y el cual lo muestro aqui.  Mencionaba aquellos momentos que no pasaron desapercibidos para el autor y al final pregunta cuales son los del lector.  Así que decidí responderle en mi blog por lo que a continuación van algunos de los míos: Tomar una pausa en el trabajo y comer un ina cake relleno, revisar en mi consulta a un bebé que empieza a reír mientras lo hago y reírme con él, llevar a comer shawarma a mis sobrinos y escuchar sus anécdotas, darle la mano al señor que vende chifles en la entrada de mi trabajo y conversar sobre su vida,  recibir mensajes de la gente que me gusta durante el día, ver un atardecer distinto cada día a través de mi parabrisas al manejar hacia mi casa, ir al gimnasio con mi hermana, bailar y saltar por una hora entera quedándonos sin aliento, luego ir a comer y hablar por horas, ir al Kangoo Jump con mis sobrinos y ver con una sonrisa como tratan de seguir los pasos de baile pero terminan al final saltando a su propio ritmo, cenar en casa de mis amigas, ver películas y quedarnos dormidas, tener una buena conversación por videollamada con alguien con quien no hablaba hace años, ir a caminar por la ciudadela y respirar esa brisa de verano que me hace tiritar mientras veo a la gente pasar, saludar a personas que no conozco y recibir un saludo igual de alegre, encontrar parqueo donde casi nunca lo encuentro, planificar un viaje y ya tener todo listo, cantar y bailar en la ducha, reírme de mi misma, colocar a mi cachorra Frankie en mi pecho y dormirnos por media hora, verla jugar y correr con su mamá por todo el patio, tener charlas con un buen amigo y que la noche se haga madrugada, practicar esa canción que quería aprender en la guitarra y al fin tocarla bien, escribir esto hoy mientras espero a mis pacientes y sentirme feliz. 

Por ahora lo dejo ahí, son los momentos que recuerdo en este momento, sobre estos pocos días, es bueno saber que hay muchísimos más. ¿cuáles son los tuyos?

viernes, 26 de septiembre de 2014

NIKOLAS


 Sí, sí, lo afirmo y confirmo, soy una tía chocha. Pero ¿Qué más da? Mis sobrinos son como mis hijos pero en un nivel más privilegiado diría yo, ya que a veces puedo jugar y hasta pelear con ellos como una hermana,  y en otras ocasiones me cuentan sus vivencias, y puedo ser quien guarda sus secretos, quien los aconseja y quien los reta cuando siento que debo hacerlo.  Puedo decir con orgullo que hemos hecho un gran trabajo con ellos, ya que son unos niños extraordinarios, no sólo por su madurez y forma de analizar las cosas sino por su bondad, eso es lo que más me encanta de ellos, que son unos niños muy buenos y conscientes de lo importante que es ser generoso y amable con los demás.

Este espacio se lo voy a dedicar a mi sobrino más chiquito, a mi Nikolás. Niko (como lo llamamos) es el menor, y como nieto y sobrino menor es muy consentido obviamente. Es mimado sobretodo por su abuelo Pablo, quien desde pequeño le enseñó que era su Jefe, cosa que todas las mujeres de la casa objetamos, ya que a un niño no se le da esa clase de poder, peor a tan temprana edad. Desde ahí con mi hermana confabulamos en que este niño no podía ser un Pirrurris, así que nos dedicamos a hablarle y no permitirle hacer lo que quisiera, así el abuelo dejara que se le trepe hasta la cabeza. Por suerte el plan dio resultado y a pesar de aún saber manipular sobretodo a su abuelo,  ha aprendido a ser un niño considerado y sensato.

Niko es un niño viejo, siempre pensé que si existe la reencarnación,  él es de aquellos que han vivido muchas vidas ya que cuando hablas con él o cerca de él,  no puedes saber lo que está pensando o si te está escuchando, pero así creas que no, él lo escucha todo, lo analiza y te puede dar un consejo muy sabio, o incluso hacer que te des cuenta de aquello que se te pasó por alto.

Es la mejor compañía que puedes pedir, le encanta conversar, y ayudarte, le gusta sentirse útil, es muy sensible y siempre está atento a lo que sucede a su alrededor.  Tiene una gran capacidad para amar, lo demuestra con sus detalles diarios, sus pequeños gestos que hacen que un mal día se llene de luz. Él es la persona con la que puedes contar cuando necesitas ayuda, él da un paso adelante y está ahí para contribuir con su tiempo o sus destrezas para mejorar cualquier situación. Con respecto a eso nunca podré olvidar como apoyó a su hermano en un concurso de talentos, Pablo Andrés se inscribió en un intercolegial con una banda, para tocar una canción inédita en contra de las drogas, pero dicha banda se desintegró antes de empezar, quedando él como único integrante. Pablo Andrés tocaría el teclado y cantaría, pero necesitaba un baterista y  Niko al saber tocar, sin titubear decidió participar junto a su hermano.  Por último consiguieron a un guitarrista, amigo de Pablo Andrés por lo que la banda quedó completa. El concurso sería en uno de los teatros más grandes de la ciudad, el Centro Cívico, y a pesar de los nervios de los 3 (y de nosotros los familiares), lograron impactar no sólo al público y al jurado sino también a los familiares nerviosos que estábamos encantados viéndolos tocar tan bien y con tanta valentía.   No ganaron el concurso, pero ganaron algo más valioso, esa experiencia que jamás podrán olvidar, aquella que vivieron juntos y que demostró la unión y el amor que se tienen el uno al otro.


Mi Niko es mi flaquito sonriente, alegre, que siempre está haciendo bromas, saltando, haciendo muecas. Es tan lleno de vida que alegra la mía todos los días, y quien me enseña como amar ilimitadamente.  Es muy cariñoso, le encanta abrazar, y cuando te mira con esos ojos tan grandes y brillantes, enmarcados con hileras de pestañas abundantes y unas cejas gruesas y traviesas dificulta mucho el decirle que no o enojarse con él. Así esté creciendo, sigue teniendo esa ingenuidad y dulzura de un niño, sigue gustándole que le cuente historias como las que me inventaba para hacerlo dormir, pero más lo hacía reír cuando en la historia siempre aparecía el loco personaje basado en él llamado "El Enano del Pueblo". Cada vez que quieras un cuento te lo contaré mi bebé. Te amo mucho y agradezco por tenerte en mi vida!!

jueves, 18 de septiembre de 2014

¿CUANTO DURA UN RESFRIADO?


Aparte de escribir en mi blog, sigo y leo otros blogs que me interesan mucho, y entre ellos está uno sobre Pediatría Basada en Pruebas donde te dan mucha información resumida de artículos que han leído los autores sobre temas actuales en pediatría.  

El tema que les estoy compartiendo es uno que no sólo va a ser interesante para los pediatras, sino para los padres, quienes son los que más se cuestionan sobre la duración de los resfriados y la frecuencia con la que se presentan actualmente.  Este artículo fue escrito por José Cristóbal Buñuel, y el blog del cual lo comparto es http://www.pediatriabasadaenpruebas.com/.  El artículo en mención lo muestro a continuación:

Los pediatras, muy especialmente los que trabajamos en atención primaria, estamos muy familiarizados con las "itis": otitis, laringitis, rinitis, faringitis, bronquiolitis... Con todo tipo de infecciones respiratorias agudas (IRA). Son el principal motivo de consulta en atención primaria y todos conocemos a niños "que siempre están en el médico" por el mismo proceso, habitualmente resfriados comunes acompañados o no de tos.

En ocasiones esta persistencia de los síntomas lleva a muchos padres a preocupaciones excesivas y a muchos colegas pediatras a la prescripción de medicamentos innecesarios, bien sean mucolóticos-antitusígenos o - en el peor de los casos - incluso antibióticos.

¿Cuanto dura un episodio de IRA? En el BMJ se publicó una revisión sistemática (RS) sobre el tema, que fue objeto de valoración crítica y de edición de un AVC ("Artículo Valorado Críticamente") en "Evidencias en Pediatría". Los autores de la RS constataron, de la lectura de 23 ensayos clínicos y 25 estudios observacionales, que la duración de estos episodios en general era más prolongada que la que habitualmente comunicamos a los padres. Por ejemplo, la duración promedio de la bronquiolitis es de 21 días, la de la tos aguda es 25 días, la del resfriado común es 15 días y la de los síntomas respiratorios inespecíficos es 16 días

Son datos simples y que a priori puede parecer que carecen de importancia, pero que pueden ayudarnos  a orientar mejor a los padres y a "refrenar los impulsos prescriptores" de muchos de nosotros.

Podéis acceder al texto íntegro de la RS desde este enlace . Ya al AVC sobre la misma publicado en "Evidencias en Pediatría" desde este otro enlace.

sábado, 13 de septiembre de 2014

LO QUE SE DISTINGUE



Esta semana la luna ha estado indescriptiblemente llena, tan fastuosa, grande y hermosa, no podía dejar de mirarla, y me puse a pensar en todo aquello que he pasado por alto, en tantas ocasiones que he mirado hacia abajo, desatendiendo aquello que estaba arriba.  Hace dos días vi uno de los mejores atardeceres, el cielo pintado de diferentes tonos de naranja, y en la mitad un sol centelleante, de un amarillo que jamás había visto, ¡Cómo quería tener mi cámara para poder guardarlo por siempre en mi colección de fotos!, pero sólo se quedará en mi colección de memorias y cada vez que lea esta entrada lo recordaré. Lo vi mientras manejaba hacia mi casa, en la autopista. Esta semana ha sido distinta, en cuanto a lo que he sentido, expresado y pensado, a veces un poco difícil y llena de distracciones, pero en esas ocasiones, en que vi el sol y la luna, pude entender lo pequeños que son nuestros problemas. El mundo es tan majestuoso que no podemos dejar de contemplarlo y admirarlo, no debemos limitarnos y dejar que cosas mínimas que nos despistan, ocupen su lugar. Nuestro estado de ánimo puede ser muy cambiante, pero nuestra mente nos pertenece, y debemos encauzarla en aquello que tenemos alrededor, lo que es realmente hermoso y que está a nuestro alcance, no debemos ignorarlo, porque cuando ya no esté, divisaremos el pasado y lamentaremos el haber desperdiciado esos momentos sin apreciar y disfrutar lo que merece ser disfrutado y apreciado.

Algo que tenemos que distinguir por sobre todo lo demás es a las personas que nos aman, pero no un amor hablado, sino el que está presente, aquel que te da la mano cuando estás a punto de tropezar,  aquel que aunque ya hayas caído te anima a incorporarte, no con lo que quieres escuchar, sino con la verdad, así sea cruda, es real. Y no hay nada mejor que la realidad, esa realidad que te la da una persona que se muestra vulnerable ante  ti, o que te da toda la confianza para mostrarte vulnerable ante ella.  Que te enseña, que te incentiva y te inspira.  Que ríe y llora contigo, te da un trago, te cocina, te abraza, te besa, te escucha, te aconseja y todo con total honestidad.


Este espacio es dedicado a esas personas, las que respeto, admiro y quiero, no sólo por como son conmigo sino por como se manejan en su vida. Con aciertos y desaciertos, imperfecciones y virtudes, todo eso es parte de ellos,  lo que los hace más humanos y lo que me hace quererlos intensamente. Ustedes saben quienes son, y para ustedes mi amistad y amor eterno. Son parte de ese mundo en el que me encanta vivir.

HOY SÍ QUE HE ESTADO INSPIRADA :)

Ahora sí a disfrutar del fin de semana y de cada día!

miércoles, 3 de septiembre de 2014

ALGO DE MI PRÁCTICA DIARIA


La práctica diaria de la pediatría es una verdadera antología de anécdotas que tienen muchos matices. Puedo decir que en la atención primaria me complace mucho tener la oportunidad de ser la persona que aclara las dudas de los padres, educa, incentiva, y da consejos sobre muchos temas tanto de enfermedades como de crianza que pueden causarles ansiedad y desconcierto, sobretodo si son padres por primera vez. Yo sé, ustedes dirán, qué sabré yo de crianza si no tengo hijos (Ya me han preguntado varias veces, si es que tengo hijos). Pero tengo mucha experiencia con lo que he visto, leído y vivido, y lo que se puede y debe hacer para que sus niños sean personas respetuosas, seguras, amables, y alegres. No digo que tengo todas las respuestas, ya que cada persona es distinta, pero hasta ahora he tenido buenos resultados con los padres que han tomado bien mis consejos y los han aplicado a su forma de vida y su realidad.

Sobre lo vivido en crianza puedo citar dos ejemplos: mis abuelos. Mi abuelo materno era un hombre muy estricto y fuerte de carácter,  hablaba poco con nosotros sus nietos, era de la vieja escuela, en la que los niños no opinaban, sólo la palabra de los adultos era la que valía (ya no es así por suerte, ya podemos conversar con él y es más cariñoso) . Mi otro abuelo era todo lo contrario, los niños eran primero que nadie, lo más importante, y los adultos los que deben complacerlos.  Por supuesto, yo me sentía más cómoda con mi abuelo paterno porque podía hacer y decir lo que quisiera y además siempre que lo visitaba me tenía mi postre favorito: queso con manjar mmm! Pero ahí pude ver dos ejemplos extremos de crianza, uno en la cual te infunden respeto mezclado con algo de temor y otro que te deja hacer y deshacer a tu gusto (más o menos como la crianza de hoy).   Mi crianza fue además dividida entre mi madre, mi papá, mis abuelos, y mis tíos. Sí tíos, ustedes también influyeron mucho en mi vida así se sorprendan (por si están leyendo). Y puedo decir que gracias a que tuve los extremos de mis abuelos, la diferencia de carácter y actitudes en cada uno de mis tíos, el ejemplo de lucha de mi padre, la fortaleza de mi madre, y sobretodo la gran unión de mi familia, siento que he podido analizar mejor que aspectos en su forma de comportarse conmigo fueron negativas y cuales fueron muy positivas.  Esa vivencia también la comparto con los padres de mis pacientes, porque tengo la fortuna de recordar mi infancia desde muy pequeña, recuerdo momentos que por la temprana edad que tenía cuando los viví, aún sorprende mucho a mis padres que los recuerde, lo que a la vez es excelente para entender por qué soy como soy en lo bueno y en lo malo y por ende para aplicar en mi profesión. Sé que ninguna crianza es perfecta, el día que yo sea madre sé que cometeré miles de errores, es más pienso que talvez seré muy sobreprotectora ya que lo soy con mis sobrinos, pero haré lo posible por recordar día a día lo que yo misma aconsejo a las familias que confían en mi, porque si tengo un hijo es para trabajar en que se convierta en un buen hombre o mujer, que valore lo que debe valorar, y  evitar en lo posible de que se convierta en un político corrupto o algo parecido ;).

Parte de lo que he aprendido es que no es necesario ser un ogro para que tus hijos te respeten, hay que dejarlos ser niños, ser creativos, pero también es necesario ser firmes, decididos y poner las reglas claras en tu casa, ya que el padre y la madre son los que administran el hogar, no los niños.  Como escuché en una conferencia "Somos la única generación que le teníamos miedo a nuestros padres y ahora también le tenemos miedo a nuestros hijos", pues ¡es cierto! y cada día soy testigo de esa afirmación.  Los padres ahora se preocupan más de caerle bien a sus hijos que de educarlos y ponerles límites. Por supuesto, no todos son así, algunos han sabido mezclar la vieja escuela con la nueva y han logrado realizar una crianza muy efectiva en la cual los hijos no les temen pero sí los admiran y respetan. Algo que siempre le digo a los padres es, "Ahora talvez su hijo se enoje y no le quiera hablar porque usted no hace lo que él quiere, pero eso se le pasará pronto, lo que nunca se le pasará es que usted le haya permitido comer lo que quiera, hablarle como quiera, o hacer lo que quiera ya que después tendrá a un adulto que le recriminará toda su vida el dejarlo comer mal, que lo tratará con irreverencia por no corregir sus agravios y que no sabrá autocontrolarse ni aprender a manejar la frustración por protegerlo del fracaso, darle todo lo que quiere y enseñarle a que no todo en la vida gira a su alrededor, así que piense en el futuro y no se angustie por el berrinche de hoy".

Y hablando de comer lo que quieran, una de las cosas que más me llama la atención es cuando vienen a la consulta por problemas de alimentación, es de todos los días que el motivo de consulta sea "mi hijo no quiere comer nada, quiero que le de algo para el apetito", y cuando voy entrando más profundamente en el asunto,  la mayoría de veces descubro que la dieta es guiada por el niño y no sus padres, o lo han acostumbrado a alimentarse de líquidos por lo que evita masticar. Entonces en realidad no es un problema de falta de apetito, sino un problema de malos hábitos. Es ahí cuando la consulta no requiere de ningún medicamento, sino de tips y consejos para ir incluyendo nuevos alimentos a la dieta, pero sobretodo ser disciplinados con el horario y sentarlos a la mesa, darles el menú de ese día, hasta lo que toleren y si ya no quieren más, llevarse el plato y dejar que se retiren. Posiblemente se quede con hambre o pedirá comida luego, ahí no hay que darles ningún piqueo, ni coladas ni ninguna otra chuchería que engañe su estómago, para que a la siguiente hora de comer tenga más apetito y puedan ofrecerle más del menu de ese día. Así poco a poco van aprendiendo y aceptando sin estrés una nueva fruta, o vegetal o proteína, todo con mucha paciencia. Al inicio es difícil, pero se debe ser constante, como todo en la vida. No es cuestión de ser demasiado severo (porque no ayuda en nada obligarlos a comer metiéndoles a la fuerza la comida, o gritándoles, lo que causa trauma y terror a la hora de la comida), ni ser demasiado suave (nada de estar persiguiéndolo o rogándole que coma con la cuchara en la mano por toda la casa).

Esta entrada la hago para que cada padre, madre, abuelito o cualquier persona que esté al cuidado de un niño medite la forma en que está comportándose con su hijo, nieto, sobrino, ya que todos somos parte de su educación.  Cada día en la consulta hablo con los padres sobre esto, algunos sí se dan cuenta que algo está mal, y me piden que los guíe, otros no, pero se los hago saber, sobretodo cuando veo que sus hijos les contestan mal,  o  hacen destrozos en el consultorio y no veo respuesta de parte de los padres.  Como pediatra y como ser humano me importa mucho el tipo de mujer u hombre que van a ser sus niños, me daría mucha satisfacción ver, al pasar el tiempo, pacientes míos convertidos en adultos seguros, considerados, adaptados, honestos y sanos en cuerpo y mente, por ellos y por la tranquilidad que sentiría sabiendo que nuestros hijos tendrán más posibilidades de cruzarse con personas así,  usted no?



PERLAS EN LA PRACTICA PRIVADA
CASO 1
PADRE O MADRE: Mi hijo no come, no tiene apetito, pero eso sí, se llena de golosinas.
YO: Señor/a si ud se llenara de golosinas durante el día, tendría hambre?
P/M:  Sí es cierto, Viste hijito? Por qué comes eso? Dígale doctora
YO: Señor/a su hijo tiene 5 años, ud es el/la que debe preocuparse por su alimentación, no él. Ya no tenga golosinas en casa.
P/M: Ay doctora es que si no le doy se pone bravísimo
YO: PLOP!

CASO 2
P/M: Doctora, mi hijo está muy flaco, yo quiero verlo gordito.
YO: Señor/a su hijo está perfecto, esa es su contextura, asi como ud es delgada él también y siempre lo será
P/M: Ay pero es que no me gusta que sea delgado y la vecina, la abuelita, la tía me dicen que se debe engordar.
YO:  Bueno señor/a yo le digo que no, mire la tabla de crecimiento como está en el percentil 50, está perfecto su hijo. Y sí come de todo?
P/M: Sí doctora come de todo, pero no engorda!
YO: Como le comenté, eso es por su contextura, su hijo está muy bien, no hay que darle nada, déjelo tranquilito.
P/M: Ya doctora y que vitamina le puedo dar para que engorde?
Yo:  PLOP!

CASO 3
P/M: Doctora mi hijo no come nada.
YO (pregunta capciosa):  Y que es lo que sí le gusta comer a su hijo?
P/M: Ah! come pan, galletas, helado, arroz, carne, pollo, pero no se quiere tomar toda la sopa!!
YO:  PLOP! (PS: Yo nunca me comía la sopa, hacía la dieta de Mafalda y crecí bastante)

CASO 4
P/M:  Doctora mi hijo no quiere comer.
YO: Señor/a pero su hijo está con sobrepeso, mejor que coma menos, la voy a mandar a un nutricionista para que la guíe con una alimentación balanceada.
P/M: Ah ya doctora, y que vitaminas le puedo dar?
YO: PLOP!

LA GANADORA
Llamada en la madrugada 3am (verídica):
Doctora ayúdeme, cómo es que preparo esta fórmula, una medida en una onza, o una medida en cada dos onzas? RECONTRA PLOP!

A pesar de momentos PLOP! cada día amo más mi profesión y a mis pacientes, si ustedes aprenden yo también aprendo y eso es gracias a ustedes. Gracias totales!




martes, 19 de agosto de 2014

POR TI (Y POR MI)


Esta entrada la hago hoy porque he tenido cuestionamientos sobre el tema a tratar a continuación, y al momento siento que cerré un ciclo con la información necesaria para dar mi opinión al respecto y quien sabe talvez le llegue para bien a alguien.  El título es por algo que le ha pasado a muchísima gente, al igual que a mi y lo escribo para recordarles que no están sólos.

Sucede que conocemos a una persona, a quien dejamos entrar en nuestra vida porque hay algo que nos atrae y a la vez se muestra sincera, y muchas veces sí lo es, todo empieza muy bien, te llega a importar mucho, pero pasando el tiempo y por diversos motivos, la relación ya sea amistosa o romántica, se va deteriorando y lo que queda al final pueden ser muchos sentimientos encontrados.  Cuando esto pasa decidimos suspender el contacto para continuar con nuestras vidas, eso no siempre significa que te dejó de importar, sino que es lo más sano y lógico.  Pero a veces por la dificultad de "dejar ir" mantenemos a esa persona en el marco de nuestra puerta, sin que entre o salga completamente, sobretodo cuando es aquella persona la que no se quiere ir del todo y te mantiene a ti también en su marco. Eso no beneficia a nadie y lo que trae es más dolor para ambos principalmente cuando ninguno se compromete con firmeza y voluntad a mejorar lo que causó el conflicto, o sólo uno lo hace pero el otro vive en el limbo, o hay que ser realistas y simplemente no son compatibles.  

En ocasiones también sucede que un lado, digamos el tuyo, está decidido a cortar de raíz todo tipo de trato, pero la otra persona quiere volver una y otra vez (cual cuento del Gallo Pelón), ya sea completamente o a medias, explica su lado de la historia que puede ser real o creer que lo es, con las disculpas del caso, y tú, con las mejores intenciones, le das otra oportunidad, pero como era de esperarse (salvo muy escasas excepciones), vuelve a traicionar tu confianza (haciendo mérito a su cuento del Pelón). La gente, y hasta tú mismo te dirás "Eso me pasa por pendeja/o!", pero no te culpes! nadie tiene por qué culparte, el hecho de aceptar a alguien y bajar tu guardia dice mucho de ti como persona, como alguien que aún conserva inocencia, bondad y esperanza en los demás, eso es algo loable, y muy difícil de encontrar en la gente hoy en día(1)*.  Cuando pasa eso es el momento perfecto para que SOLO TE ENFOQUES EN TI, así hayas querido muchísimo a esa persona, es bueno ser egoísta de vez en cuando (sin hacerle daño a nadie), y analizar cuales son los detalles que pasaste por alto, o los que viste y quisiste obviar,  e ir separando aquello a lo que ya no vas a darle cupo en tu vida, con aquello que sí quieres para ti. Con esto verás que sin darte cuenta también te vas alejando mental y físicamente de ese malestar (que muchas veces es estomacal) y de aquel que lo ocasionó, dejando sólo un vago recuerdo y la enseñanza que esa vivencia te dejó.  Evita pensar en el por qué la otra persona hace lo que hace, o no hace lo que dice, o dice lo que dice, hay interminables razones que podrían ser su móvil, como: miedo, indecisión, inseguridad, cobardía, culpa, debilidad, ignorancia, sociopatía, hasta puede deberse a una etiología idiopática, lo cual no proviene de idiotez (aunque esto también puede ser parte de la lista), sino de una causa desconocida tanto para ti como para él/ella, vaya ud a saber que más podría nombrar, pero eso no tiene por qué tocarte a tí, eso que lo analice él/ella si es que quiere aprender algo de sí mismo/a.  Por cada persona que no haya visto y apreciado la belleza que tienes en ti, cien o más sí la van a ver, (rodéate de esas personas!), pero sobretodo tú tienes que verla, sino vas a seguir dejando que el marco de tu puerta permanezca ocupado, estorbando la entrada a alguien más apto para ser parte de tu vida.

Terminar relaciones que fueron significativas para uno es doloroso, y difícil, pero no tiene por qué ser malo. La perspectiva con la que ves las cosas es lo principal. Cuando terminé mi primera relación, hace muchos años, el dolor fue muy grande, y gracias a lo que pude recoger de esa experiencia, nunca he vuelto a sentir la pérdida como aquella vez.  Con cada relación he conocido nuevos aspectos sobre mi como mujer, como ser humano y sobre la importancia que le debo dar a cada etapa y a cada persona de acuerdo a su comportamiento conmigo y con los demás.  Esto me ha servido para lograr desapegarme de las personas que no quieren estar o no han sabido estar, no necesito excusas, ni promesas, simplemente vivo mi presente, amando más a quienes están ahora. He aprendido mucho en el camino y una de esas lecciones es tratar de no guardar resentimientos ni pensamientos negativos, no es fácil, es un proceso, pero se puede cuando mantienes tu mente siempre ocupada en actividades que te gustan o en la gente que también te gusta (como la canción)(2)** . Algo que me ayuda mucho es el escribir todo lo que siento, ya sea en mi diario o en mi blog, dejando que me inspire para crear algo positivo, no tiene que funcionar para todos por igual, pero eso es lo que funciona para mi. En el blog escribo mucho porque posiblemente alguien que está pasando por algo similar llegue a esta página, se sienta identificado, y al leer esta entrada pueda lograr ver su situación de una forma distinta que alivie su corazón y dirija mejor sus pensamientos.

Y por último, si alguien te lastima, agradécele, y sonríele, porque te está dando la oportunidad para que despierte en ti ese autoanálisis que te estimula a reinventarte, mejorando en todo aspecto y convirtiéndote en una persona más sabia y segura de tí misma (3)***.
Yo agradezco al que lo ha hecho (con o sin intención) o haya intentado hacerlo, por ese estímulo que mencioné y por darme  más material para hacer este escrito :)).
Ahora sí, limpia tu casa, abre tu puerta y deja libre tu marco para la siguiente temporada...




(1)*"We live in a cynical world" (Jerry Maguire).
(2)** Con la gente que me gusta (A Dos Velas)
(3)***Not everyone you lose is a loss.

viernes, 15 de agosto de 2014

EL TONTO ELOGIO DE LA LOCURA


Me ha impresionado mucho la muerte de uno de mis actores favoritos Robin Williams, que por su propia mano decidió acabar con su vida. Pero lo que más me impresiona es leer todo lo que dicen sobre su genialidad y la relación que le atribuyen a la misma con la depresión o cualquier trastorno psiquiátrico, algo que no es sólo asignado a él sino a muchos otros artistas sobresalientes que han creado obras tan espléndidas como insólitas .  No todo genio tiene problemas psiquiátricos, ni todo aquel con problemas psiquiátricos es un genio. 
El día de hoy leí este artículo sobre lo que estoy mencionando, escrito por Scott Barry Kaufman, y lo comparto aqui en mi blog. 

"El genio dramático de Robin Williams no fue producto de su enfermedad mental, su suicidio sí", dice Scott Barry Kaufman hoy en Scientific American.

La extensa mitología que circula acerca de las enfermedades mentales, no sólo es falsa, sino que refuerza el estigma y entorpece la atención de los enfermos.
Existe una tonta idolatría de la locura que procede del desconocimiento y del dualismo más ingenuo. Ya se sabe que un mito es mucho más poderoso que una verdad. Sin embargo alguien debe decir aquello que contradice nuestras creencias cuando ocasionan daño.
Vale la pena recordar una frase de la Dra. Kay Redfield Jamison acerca de Vincent Van Gogh: “La mayoría de las personas con enfermedades mentales no son inusualmente creativas, y la mayoría de las personas creativas no son enfermos mentales”. Sobran los ejemplos en los que la superstición popular atribuye el genio a la locura: Artaud, Kafka, Rimbaud, Alejandra Pizarnik, Ernst Hemingway, Jimy Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison, Kurt Cobain, Amy Winehouse y más recientemente Philip Seymour Hoffman o Robin Williams como tantos otros.
Las investigaciones científicas refutan esta creencia en términos epidemiológicos con datos contundentes que se han replicado en infinidad de oportunidaes. La enfermedad psiquiátrica es un terrible padecimiento para los pacientes y para sus familias. Es idiota y criminal el elogio de la locura como un signo de actitud contestataria contra el orden establecido y las buenas costumbres burguesas.
El suicidio no es un acto de rebeldía política sino un signo - el más rotundo de todos- de una grave perturbación psiquiátrica. No es apelando a modelos de psicopatología dualistas, hemipléjicos y "descerebrados" que se puede esperar modificar el desenalce fatal de tantos casos. Encontrar una alternativa que otorgue esperanza a los enfermos en un futuro cercano tiene como condición indispensable estudiar -y admitir- los fundamentos genéticos, biológicos, psicológicos y sociales, contemplar en todas sus dimensiones la naturaleza compleja y multideterminada del fenómeno de la muerte por mano propia.

La crítica social es una actitud legítima pero requiere de mentes lúcidas y saludables para ejercerse. Los genios enfermos lo fueron pese a su patología y no gracias a ella. Quienes profesan esta “idolatría por el demonio” difunden una idea peligrosa que no es producto de ninguna genialidad sino apenas una triste muestra de su arrogante y patética ignorancia.
Nuestras clases medias ilustradas "leen" la excentricidad y hasta la locura como la clave de la genialidad de un artista. Esto habla más de ellas mismas que de aquellos que idolatran. Se sostienen ideas descabelladas como producto de un triste analfabetismo científico alimentado por décadas de culto al outsider y de egomanía de diván. Su actitud no solo es ignorante sino socialmente peligrosa. El culto romántico a la locura es una irresponsable aberración cultural.
La comunicación de los casos de suicidio de personajes famosos debe ser una oportunidad para la educación, la prevención y para desarticular el estigma y las falsas creencias. Ni la morbosidad que viola la intimidad de las personas, ni la celebración encubierta de una tragedia personal contribuyen a la toma de conciencia social sobre el tema.
Solo en los Estados Unidos se suicidan 40.000 personas por año, más que las que mueren por accidentes de tráfico (34.000), o por cáncer de próstata (29.000) y más del doble de las que son asesinadas (16.000). Se suicidan más ex-combatientes de la guerra de Irak que los que murieron en el campo de batalla.

Uno de los colectivos profesionales con más alta tasa de suicidios es el de los médicos entre quienes se producen unas 400 muertes al año en ese país, más que una escuela de medicina completa. Los resultados combinados de 25 grandes estudios muestran que el suicidio entre médicos varones es 40% más alto que en la población general y entre médicas es 130% más frecuente.
El elogio de la marginalidad del enfermo mental proferido desde un bar de Palermo Hollwood o desde las páginas de alguna revista cultural es un insulto. Los auténticos marginales son los millones de personas que hoy en el mundo viven en condiciones infrahumanas, sin acceso a las condiciones básicas de dignidad, por fuera de los sistemas de salud y que padecen y mueren a edades inadmisibles.
Miles de enfermos mentales deambulan por las salas de los hospitales psiquiátricos buscando soluciones reales -y no imaginarias o meramente discursivas- para sus devastadoras patologías. Sus familias buscan desesperadamente atenuar el padecimiento de la persona que aman. No son héroes sino víctimas. La locura no libera de nada, muy por el contrario, es una cárcel feroz que encadena la existencia, oscurece la razón, mutila el talento y nos aísla de los otros. Pero a ningún pseudo-intelectual postmoderno, idólatra de la locura, del suicidio redentor o de la manía creadorase la ha ocurrido jamás que ni la creatividad, ni el genio, ni la rebeldía son producto de la enfermedad sino de la salud.




RIP Robin Williams  ("Me fui a los bosques porque quería vivir sin prisa. Quería vivir intensamente y sorberle todo su jugo a la vida. Abandonar todo lo que no era vida, para no descubrir, en el momento de mi muerte, que no había vivido." H.D. Thoreau.) *El Club de los Poetas Muertos

lunes, 11 de agosto de 2014

RECUERDOS Y FOTOS

Siempre he dicho que me gusta mucho el arte, cada vez que he tenido momentos difíciles y me he sentido desahuciada sentimentalmente he recurrido a él, y la verdad me ha ayudado infinitamente, al igual que Dios y mi familia.
Dios y mi familia me inspiran, le dan brisa a las situaciones sofocantes, su amor, su fuerza, su sinceridad, su generosidad, su sabiduría, su autenticidad, llenan mi espíritu, y mientras pasan los días, tengo más claro que son mis ángeles acompañantes, cada uno con su propio y distinto camino, pero si alguno necesita del otro, la unidad vuelve a tomar fuerza. La persona que llegue, lo comprenda y quiera ser parte de eso, es la persona que quiero a mi lado.

El arte es parte de ellos, de todos nosotros, y lo primero que descubrí de él fue la música. Había siempre música en la casa, a mis papás les gustaba mucho el rock de los 60-70, por lo que lo escuchaban, lo bailaban y mi papá lo cantaba y tocaba con la guitarra.  Una de las canciones que más recuerdo es "Me quebraste la vida" que se la cantaba a todo pulmón a mi mamá, cambiándole la letra para hacerla más graciosa y arrancarme carcajadas cada vez que la volvía a tocar.

A temprana edad también descubrí la literatura, claro, al inicio no sabía leer por lo que los cuentos los escuchaba desde cassettes que colocaba en mi grabadora verde de Plaza Sésamo, los escuchaba todo el día hasta que me los aprendí de memoria, tanto así que cuando los contaba, era con todas las voces y sonidos de los personajes, incluída la música que caracterizaba ciertos momentos claves de la historia. Al ser yo tan pequeña eso era todo un espectáculo para la familia.  Luego aprendí a leer, y así descubrí los libros. Mi padre me heredó una colección maravillosa de cuentos rusos, eran unos libros muy grandes y pesados, que yo sacaba con gran dificultad para leerlos una y otra vez, contenían narraciones que jamás había escuchado, eran tan originales como fantásticos, y con unos gráficos que eran una verdadera obra de arte.  Aún los conservo, como aún conservo la enciclopedia de "El Mundo de los Niños", la cual me enseñó tantas cosas en cada uno de sus tomos, como trabalenguas, fábulas, nuevos cuentos, poemas, cuidados y enfermedades comunes de los niños (en el libro de Guía para los Padres), las maravillas del mundo antiguo, manualidades, juegos inventados para hacer en casa (hice algunos), entre otras cosas que iré recordando poco a poco. En cuanto a  las manualidades, en este momento se me viene a la mente una en especial. Cada Navidad yo regalaba tarjetas hechas por mi a mi familia, así que decidí esa vez hacer algo distinto, buscando en el tomo de "Hazlo Tu Mismo" encontré como convertir una piedra en un hermoso pisapapeles, todo lo que se tenía que hacer era pintarla, pegar botones grandes para que sean los ojos y con papel brillante, hacerle la nariz y la boca, así que con el respaldo de mi hermana (obvio) recogimos todos los materiales necesarios para llevar a cabo nuestro proyecto.  Es así como esa Navidad, tanto mis abuelos como mis tíos, recibieron unos paquetes envueltos con papel de regalo un poco arrugado,  que eran muy muy pesados pero que al abrirlos mostraban unas piedras con ojos y boca sonriente, de diferentes colores. Ellos, me imagino que para hacernos felices, agradecieron mucho el regalo tan original y conservaron sus piedritas en sus habitaciones por mucho tiempo o hasta que se despegaron los botones y las sonrisas. Ahí nuestros presentes volvieron a su lugar de origen, el jardín de la casa.  Al único que no le hizo mucha gracia el regalito fue a mi abuelo, el cual vio con una ligera sospecha su piedra-pisapapeles, sospecha que fue corroborada a la mañana siguiente al encontrar desbaratada su jardinera de piedra, ups!
Como me gustaba mucho leer y ver gráficos y ya no podía seguir leyendo los mismos libros tantas veces, decidí escribir mis propias historias y hacer mis propios gráficos. Ahí descubrí lo mucho que me gustaba dibujar, y hacer pequeñas historietas en mi cuaderno (creo que por eso no hacía los deberes de la escuela).  Fui creciendo y llegó el romanticismo a mi vida, llegando también mi primer diario, y mi primer cuaderno de poemas (ambos aún los conservo).
Ahora hay algo más que descubrí, otra clase de arte que me apasiona y estoy aprendiendo, una forma de ver la vida distinta a los demás, que puedo compartir también, y eso es la fotografía. Quise entrar a una clase pero no se ha dado aún el momento, en todo caso lo estoy aprendiendo sola, con tanta información se pueden hacer muchas cosas. Voy a publicar ciertas fotos que me encantan y que demuestran como veo a las personas que hacen mi vida más hermosa, y los lugares que le dan color.  Iré publicando más en otras entradas... estas serán las primeras de mi blog ya que han sido las primeras que he tomado desde que compré mi cámara.  















viernes, 8 de agosto de 2014

LAS LINEAS DE HOY

Mi abuelito Lucho siempre me decía, y lo cito: "Todos los días debes leer, así sea una línea, recuérdalo siempre". Hoy leí estas por lo que las comparto:


“I am the happiest man alive. I have that in me that can convert poverty to riches, adversity to prosperity, and I am more invulnerable than Archilles; Fortune hath not one place to hit me.”

("Soy el hombre más feliz del mundo. Tengo en mi lo necesario para convertir la pobreza en riqueza, adversidad en prosperidad, y soy más invulnerable que Aquiles; la suerte no tiene un solo punto para golpearme")

-Thomas Browne (escritor inglés 1605- 1682)

martes, 29 de julio de 2014

TODOS LOS DIAS

Refrescando la vida

Cada día que pasa puedes decidir convertir tu vida en una nueva, ya sea una llena de alegrías o una llena de problemas y amargura, tú escoges, por ejemplo, tienes un trabajo y tienes un jefe, puedes pensar que no tienes el control de tu tiempo ¿verdad?, aún así ¡lo tienes! porque tienes opciones, puedes quejarte de tu horario desgastante y de tu jefe también desgastante o puedes alegrarte de que tu horario es en una hora que estarías talvez durmiendo, o aburrido en casa siendo el ser más improductivo del mundo, darte cuenta que ese tiempo que te han dado puedes usarlo para realizar tu trabajo de forma más eficiente y también brillantemente descubrir que el que debe preocuparse y ocuparse más de lo que pasa en su negocio es tu jefe,  tú solamente te presentas, haces el trabajo que amas (y si no lo amas alégrate que lo tienes, y anda moviéndote para hacer en algún momento lo que amas, como iniciar tu propio negocio o cambiar de trabajo y de jefe), cumples tu horario y te vas, utilizando el tiempo que te queda para hacer más cosas que amas, como pintar, practicar algún instrumento, ver a tu familia, ejercitarte, tomarte unas horas para automimarte con un mini spa casero, y hacer planes para seguir evolucionando y aprendiendo cosas que te intrigan o que siempre has querido experimentar.

El sonreír todos los días me llena de energía, el saludar a mis compañeros de trabajo, al señor que cuida el carro, al guardia, a mis pacientes, y a todo el que se me cruza con una sonrisa, es para mi muy refrescante, y talvez ese día ayudé a sonreír a alguien más que lo necesitaba, no es difícil, ni toma mucho tiempo, y si lo tomara, pues vale la pena, todo aquello que te llena de energía lo vale, sólo es cuestión de descubrirlo y llevarlo a cabo.

La vida es un regalo, tiene sus momentos tristes, eso es imposible de evitar, a veces sentimos coraje, decepción, miedo y está bien sentirlos, pero ¿Qué haremos con esos sentimientos? En nosotros está el convertirlos en envidia, celos, resentimiento, o en un nuevo capítulo en el cual hemos madurado un poco más, y nos hemos acercado a nuestro interior.

Hoy puedo decir que soy feliz, porque sigo creciendo (no de talla por suerte), porque se están abriendo más capítulos en mi vida y me gusta saber que son hechos por mi, porque no me he quedado quieta esperando que pasen sino que yo los he abierto, y eso me llena de satisfacción. Si hay que alejar ciertas cosas y personas de tu vida, que no te aportan sino te halan hacia atrás o te estancan, pues hay que hacerlo, sin temores. Hay una palabra en inglés que me gusta mucho y es "propel" que significa "moverse hacia adelante", desde que la descubrí no dejo de pensar en ella porque eso es lo que debemos hacer, movernos hacia adelante.

Esto me puse a escribir desde mi trabajo, y lo hice sin parar, sólo ideas que tengo, sin edición, estoy controlando mi tiempo al terminar de hacer lo que tenía que hacer eficientemente ;) (por si acaso lee esto mi jefe).

martes, 8 de julio de 2014

BE TRUE TO YOURSELF

Es difícil no seguir con las tradiciones cuando has sido criado así y te desenvuelves en un medio conservador, pero peor es seguirlas y que no sean lo que realmente eres o quieres... No es fácil pero llena de satisfacción vivir a tu ritmo y no al de los demás.
Me encantó haber encontrado este video :)




"HAPPINESS IS A CHOICE...ISN'T IT?" 

viernes, 4 de julio de 2014

LA INOCENCIA PERDIDA QUE A VECES QUIERO RECUPERAR, PERO MEJOR NO ;)



Esta última foto la encontré hoy domingo 3 de Agosto en un álbum de mi papá sobre su vida y eventos a los que asistió en Nueva York, estaba ahí en una página bien pegada, totalmente fuera del tema del álbum y se la mostré a mi hermana que estaba conmigo en ese momento, nos reímos mucho.  Tenía que ponerla acá porque además de ser una foto muy linda, demuestra en esas sonrisas, miradas y expresiones corporales, como era la personalidad de cada una.
Viendo esa foto pienso, las personas no cambiamos, sólo modificamos lo que queremos modificar en nosotros, para mejor o peor, eso es decisión de cada uno dependiendo de nuestra visión y metas personales. 

viernes, 20 de junio de 2014

LA PRINCESA BUSCA MARIDO (DE JORGE BUCAY)


Hoy encontré esta historia que me la envió hace algún tiempo un amigo, aquí la comparto porque me gustó mucho en esa ocasión y ahora que la leí me gusta incluso más, ya que es una gran verdad que no debemos olvidar cuando de relaciones se trata.

A continuación la historia: 
Había una vez una princesa que quería encontrar un esposo digno de ella y que la amase verdaderamente. Y para ello propuso una condición: elegiría marido de entre todos los que fueran capaces de estar 365 días al lado del muro del palacio donde ella vivía, sin separarse ni un solo día.
La prueba comenzó el día 1 de enero, se presentaron centenares, miles de pretendientes a la corona real. Pero claro las condiciones eran muy duras, después de algunas noches de frío la mitad se fue, durante los siguientes meses muchos de los pretendientes fueron abandonando..y  cuando entró diciembre solamente quedaba un joven. Todos los demás se habían ido, cansados, aburridos, pensando que ningún amor valía tanto esfuerzo... Solamente éste joven que había adorado a la princesa desde siempre, estaba allí, anclado en esa pared y ese muro, esperando pacientemente que pasaran los 365 días.
La princesa cuando vio que este muchacho se quedaba empezó a mirarlo, pensando que quizás ese hombre la quisiera de verdad. Lo había espiado en Octubre, había pasado frente a él en Noviembre, y en Diciembre, disfrazada de campesina le había dejado un poco de agua y un poco de comida, le había visto los ojos y se había dado cuenta de su mirada sincera. Entonces le dijo al rey:
 - "Padre, creo que finalmente vas a tener un casamiento, y que por fin vas a tener nietos, este es el hombre que de verdad me quiere."
El rey muy contento comenzó a prepararlo todo, la ceremonia, el banquete e incluso, le hizo saber al joven, a través de la guardia, que el primero de Enero, cuando se cumplieran los 365 días, lo esperaba en el palacio para hablar con él. Todo estaba preparado, el pueblo estaba contento, todo el mundo esperaba ansiosamente el primero de Enero. Pero el 31 de Diciembre el joven se levantó del muro y se marchó. Fue a su casa y su madre sorprendida al verlo le dijo: 
- "Hijo querías tanto a la princesa, estuviste allí 364 noches, 365 días y el último día te has ido. ¿Qué pasó?, ¿No pudiste aguantar un día más?"
 Y el hijo contestó:
 - " ¿Sabes madre? Me enteré que me había visto, que me había elegido, que le había dicho a su padre que se iba a casar conmigo y, a pesar de eso, aun pudiendo hacerlo  no fue capaz de evitarme una sola noche de dolor. Alguien que no es capaz de evitarme una noche de sufrimiento no merece de mi Amor"

viernes, 9 de mayo de 2014

DIA DE LA MADRE



Tengo tanto que decir de mi madre.  Lo primero que recuerdo es que no podía despegarme de ella cuando era una bebé, tenía total "mamitis" y sí, pensarán que como es que me acuerdo de eso, pues sorprendentemente lo hago. Al comienzo pensé que eran sueños, pero mi madre me los ha corroborado, por lo que puedo asegurar que tengo recuerdos de algunas escenas de mi vida desde un poco antes de tener un año. Desde pequeña fui una niña un poco nerviosa, heredado por supuesto de la parte paterna de mi familia, por lo que buscaba la presencia principalmente de mi mamá que siempre estaba ahí ya que mi papá trabajaba y estudiaba todo el día.

Los que la conocemos bien sabemos que tiene un carácter muy fuerte y es además super obsesionada con el orden, o sea, su "orden", lo cual no se puede calificar siempre como tal, para mi es un desorden total, pero el punto es que quiere todo tal y como lo dejó, así sea un papel atrapado entre las dos puertas del closet (lo cual es verídico), pues así debe quedarse, a la altura adecuada, por muy descabellado que parezca. Recuerdo como me llamaba cuando le movía algo, y yo no entendía como se había dado cuenta, pero es que creo que tenía todo medido! Era increíble, y después de eso tenía que explicar el por qué había cometido tremendo crimen. Lo más chistoso es que ella es pequeña y delgada, y yo crecí rápidamente, siendo más alta que ella desde los 13 años, pero olvídenlo, yo podía ser Gulliver y ni así dejaba de intimidarme su mirada. Con lo chiquita que es, yo no podía decirle una sola palabra que tenga un pequeño dejo de irrespeto, pues sabía que me estaba condenando a un buen correazo. Lo peor es que no me dolía realmente, eran más que nada sus ojos con esa mirada lo que me daba terror.

Pero su carácter no es todo lo que la caracteriza, ella es una persona que ama incondicionalmente a cada persona de su familia, que no duda en ayudarlos si los ve en problemas, y no puede ni dormir si sabe que alguno no ha podido resolverlo aún.  Su vida somos nosotros, ella es todo lo contrario a ser materialista, nunca le ha importado tener joyas, o el mejor guardarropa, o la casa más grande, su realización como mujer, madre y ser humano es tener la familia que tiene y poder disfrutarla todos los días, el tener a su familia segura, sana y feliz, es todo lo que ella pide.

Gracias a ella aprendimos a valorar el trabajo y el esfuerzo, y a valorar aún más lo que se obtiene con ese trabajo y esfuerzo.  Ella me enseñó a amar a mi familia, a cuidarla, y a entender que es lo más importante que una persona puede tener, ya que ella lo demuestra todos los días.  Ella me enseñó a tomar riesgos, ya que ella los tomó cuando pensó que eso mejoraría la vida de todos nosotros.  Ella me enseñó a ser fuerte, ya que aunque seas mujer, y parezcas frágil, el carácter y la actitud es lo que te mantendrá a flote y te ayudará a superar y sobrevivir lo que sea, así como ella superó su enfermedad que duró 6 largos años y que casi la consume por falta de sueño y exceso de dolor.
Ella me enseñó a tener voluntad y a ser constante, así como ella nunca abandonó esa rehabilitación tan difícil y dura pero que la llenó de esperanzas porque fue después de haber sido operada al fin de ese tumor que la tuvo sin dormir por esos 6 años, y a pesar de que los médicos consideraban que sería imposible que vuelva a caminar, ella nunca dudó (o al menos nunca nos lo demostró) y ahora camina más rápido que yo.
Ella me enseñó a vivir, porque ella ha vivido lo que ha querido, y también a descansar cuando debes hacerlo, para coger fuerza y continuar en este camino tan pétreo pero que puede ser tan maravilloso como es el estar vivo.
Ella me enseñó a no envidiar a los demás, sino a alegrarme por la felicidad de otros, así como ella se contenta sinceramente cuando se entera que a alguien le ha ido bien en la vida, sobretodo si es una persona que ha luchado mucho por eso, se alegra por sus amigas, por su familia lógicamente, e incluso por gente que ni siquiera conoce.
Ella me enseñó a seguir mi camino, a buscarlo si aún no lo encuentro, pues nadie lo hará por mi y a nunca abandonar quien soy, a no dejarme influenciar por lo que los demás consideren que debo ser o hacer, y a no juzgar a los demás, ya que ella jamás lo ha hecho conmigo.
Gracias mamá por todo lo que me has enseñado y me sigues enseñando, sólo espero nunca defraudarte y seguir llenándote de felicidad, así como tú lo has hecho conmigo. Te amo y admiro mucho, eres el centro de todo.
Feliz Día Mamá!!