viernes, 26 de septiembre de 2014

NIKOLAS


 Sí, sí, lo afirmo y confirmo, soy una tía chocha. Pero ¿Qué más da? Mis sobrinos son como mis hijos pero en un nivel más privilegiado diría yo, ya que a veces puedo jugar y hasta pelear con ellos como una hermana,  y en otras ocasiones me cuentan sus vivencias, y puedo ser quien guarda sus secretos, quien los aconseja y quien los reta cuando siento que debo hacerlo.  Puedo decir con orgullo que hemos hecho un gran trabajo con ellos, ya que son unos niños extraordinarios, no sólo por su madurez y forma de analizar las cosas sino por su bondad, eso es lo que más me encanta de ellos, que son unos niños muy buenos y conscientes de lo importante que es ser generoso y amable con los demás.

Este espacio se lo voy a dedicar a mi sobrino más chiquito, a mi Nikolás. Niko (como lo llamamos) es el menor, y como nieto y sobrino menor es muy consentido obviamente. Es mimado sobretodo por su abuelo Pablo, quien desde pequeño le enseñó que era su Jefe, cosa que todas las mujeres de la casa objetamos, ya que a un niño no se le da esa clase de poder, peor a tan temprana edad. Desde ahí con mi hermana confabulamos en que este niño no podía ser un Pirrurris, así que nos dedicamos a hablarle y no permitirle hacer lo que quisiera, así el abuelo dejara que se le trepe hasta la cabeza. Por suerte el plan dio resultado y a pesar de aún saber manipular sobretodo a su abuelo,  ha aprendido a ser un niño considerado y sensato.

Niko es un niño viejo, siempre pensé que si existe la reencarnación,  él es de aquellos que han vivido muchas vidas ya que cuando hablas con él o cerca de él,  no puedes saber lo que está pensando o si te está escuchando, pero así creas que no, él lo escucha todo, lo analiza y te puede dar un consejo muy sabio, o incluso hacer que te des cuenta de aquello que se te pasó por alto.

Es la mejor compañía que puedes pedir, le encanta conversar, y ayudarte, le gusta sentirse útil, es muy sensible y siempre está atento a lo que sucede a su alrededor.  Tiene una gran capacidad para amar, lo demuestra con sus detalles diarios, sus pequeños gestos que hacen que un mal día se llene de luz. Él es la persona con la que puedes contar cuando necesitas ayuda, él da un paso adelante y está ahí para contribuir con su tiempo o sus destrezas para mejorar cualquier situación. Con respecto a eso nunca podré olvidar como apoyó a su hermano en un concurso de talentos, Pablo Andrés se inscribió en un intercolegial con una banda, para tocar una canción inédita en contra de las drogas, pero dicha banda se desintegró antes de empezar, quedando él como único integrante. Pablo Andrés tocaría el teclado y cantaría, pero necesitaba un baterista y  Niko al saber tocar, sin titubear decidió participar junto a su hermano.  Por último consiguieron a un guitarrista, amigo de Pablo Andrés por lo que la banda quedó completa. El concurso sería en uno de los teatros más grandes de la ciudad, el Centro Cívico, y a pesar de los nervios de los 3 (y de nosotros los familiares), lograron impactar no sólo al público y al jurado sino también a los familiares nerviosos que estábamos encantados viéndolos tocar tan bien y con tanta valentía.   No ganaron el concurso, pero ganaron algo más valioso, esa experiencia que jamás podrán olvidar, aquella que vivieron juntos y que demostró la unión y el amor que se tienen el uno al otro.


Mi Niko es mi flaquito sonriente, alegre, que siempre está haciendo bromas, saltando, haciendo muecas. Es tan lleno de vida que alegra la mía todos los días, y quien me enseña como amar ilimitadamente.  Es muy cariñoso, le encanta abrazar, y cuando te mira con esos ojos tan grandes y brillantes, enmarcados con hileras de pestañas abundantes y unas cejas gruesas y traviesas dificulta mucho el decirle que no o enojarse con él. Así esté creciendo, sigue teniendo esa ingenuidad y dulzura de un niño, sigue gustándole que le cuente historias como las que me inventaba para hacerlo dormir, pero más lo hacía reír cuando en la historia siempre aparecía el loco personaje basado en él llamado "El Enano del Pueblo". Cada vez que quieras un cuento te lo contaré mi bebé. Te amo mucho y agradezco por tenerte en mi vida!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario