miércoles, 30 de noviembre de 2011

La "Adiatrepsia" de Calígula


Este autodiagnóstico que se impuso Calígula para poder explicar su locura, el descaro e impasibilidad con el que gobernó y que hasta ahora los historiadores no han podido descifrar completamente, ya que es inventada, pero que podría ser utilizada para muchas personas que nos rodean, desde gobernantes hasta jefes inmediatos, e incluso amigos y familiares. Podrían decir que no podemos acusarlos de toda la degeneración del emperador, ya que él llegó al incesto y a obligar a sus hermanas a la prostitución, pero en esta época hay que admitirlo, ocurren cosas peores, el asesinato por ejemplo que está a la vista de todos y de ninguno, y lo peor: el silencio de los testigos. Hay tantas conductas del ser humano que aún son indescifrables y que aún no tienen lugar en el diccionario de la Real Academia, por lo que considero que o inventamos nuevas palabras para tanto horror, o mejor aún, no perdamos el tiempo creando nuevos términos, creo que lo mejor sería no callar, denunciar y luchar porque ya no se sigan cometiendo tantas atrocidades.  Pero esa palabra utopía sí es parte de la Real Academia, y es una buena descripción de lo que sería un mundo perfecto como el que todos quisiéramos vivir.  Hace poco estuve, y aún estoy, muy contrariada, contrariada siempre por lo que leo en los diarios, el abuso y maltrato de niños, ancianos, cosas que se ven a diario pero ahora se añadió algo más, una de las peores cosas que arremete contra la integridad de un ser humano, y eso es la estafa.  Quise realizar un negocio con la compra de unas acciones, pero resultó fallido ya que di una parte, pero aún no obtengo mis acciones, así que yo salí perdiendo, y hasta el momento sigo esperando la devolución de mi inversión, de esto ya hace 4 meses.  No sé si las personas que me deben puedan descansar, esa no es mi realidad, me afecta mucho no sólo el efecto material del asunto (aunque me afecta muchísimo porque fue obtenido con arduo trabajo) sino el hecho de que no haya un comportamiento parecido al que yo tuve con ellos, al menos un poquito, esa consideración está nula.  En todo caso, mi hermana me dijo que la falta de eso no me va a matar, que yo no soy deudora, que debería descansar tranquila porque sino me enfermo.  Y es cierto, me he enfermado, pero ahora trato de verlo con la cabeza más fría, lo que sí puedo decir es que no voy a dejar de buscar justicia y de obtener lo que es mío por derecho, además lo siento como un deber, uno nunca debe permitir el abuso de nadie.  Si uno lo deja pasar es tan o más culpable que el otro, asi como las personas que callan al ver actos inhumanos, sádicos o cualquier otro que atente contra otro ser humano.  Si perdemos la capacidad de lucha, es mejor estar muerto, eso es preferible a dedicarse a inventar palabras que sólo nos complicarían la vida...

1 comentario:

  1. Acabo de leer esto y sólo puedo decir: logré que me pagaran!!!

    ResponderEliminar