jueves, 6 de febrero de 2014

MI PADRE ES MI "BIG FISH"


No fue sino después de que vi la película "Big Fish" que pude entender un poco la psicología de mi padre, o lo que él llama su "Mitología" en cuanto a las historias que siempre me ha contado.  Para el que no la ha visto, se trata de un señor encantador llamado Edward y de su hijo Will, este último se sentía engañado y frustrado ya que toda la vida su padre contaba historias sobre su vida que se caracterizaban por ser extraordinarias, llenas de personajes fantásticos y aventuras inimaginables. Como es de esperarse al ser niño, Will creía esas historias, pero al ir creciendo, como es de esperarse también, se empieza a dar cuenta que todo era demasiado irreal, por lo cual se aleja de él.  Es cuando su padre enferma, que Will decide volver, enfrentarlo y pedirle que le diga la verdad sobre toda la vida de Edward, ya que no sabe quien es él realmente, a lo que Edward le contesta "No he sido más que yo mismo desde el día que nací y si no puedes ver eso, es tu falta, no la mía." 
Mi papá bien podría decir lo mismo, desde que recuerdo siempre me ha contado muchas historias, sobre su vida principalmente, y de pequeña creía todas y cada una, pero al ir creciendo, sobretodo en la adolescencia, empezaba a dudar, ya que me parecían un poco exageradas. Por lo que también en algunas ocasiones lo he cuestionado y más o menos me ha contestado como Edward a Will.

Siguiendo con  la película , durante la misma se ve a un Edward más joven viviendo las historias que él contaba, y sí, son ilusorias, como de un cuento de hadas, cuando se va de su pueblo con un gigante, cuando cayó en un paracaídas hacia el escenario de unas siamesas cantantes, cuando trabajó en el circo y el dueño era un hombre lobo, cuando conoció a su esposa, el amor de su vida, cuando llegó a un pueblo donde todos andaban descalzos, en fin, cada historia era más entretenida que la otra pero definitivamente ¿quién las cree?  Cerca del final de la película Edward está a punto de morir, y le pide a Will que le cuente como será su muerte, Will, muy triste, se rinde a los deseos de su padre, y se inventa una historia sensacional que lo hace sonreír y morir en paz.  En su velorio real, empiezan a  aparecer los personajes de sus historias, y para la sorpresa de Will estaban todos los que Edward mencionó, estaban las siamesas, que en realidad eran gemelas, el dueño del circo que por supuesto no era un hombre lobo, el gigante que realmente era un hombre muy alto, sus amigos del pueblo descalzo, y Will se da cuenta en ese momento que a pesar de que había mucha fantasía en las historias de su padre, en esencia eran reales.

Cuando mi papá vivió en EEUU sus historias fueron aún mejores, viajó a muchos lugares, y sobretodo ha conocido a personas fascinantes y de notoriedad filantrópica, política, artística o de otra índole, con las cuales ha entablado una gran amistad, y aunque alguna vez dudé, de alguna forma he podido constatar que todo ha sido real, con fotos, videos, invitaciones o personalmente, y ver el cariño y respeto que sienten por mi papá.  Por eso puedo asegurar que  mi padre ha vivido intensamente, con sus equivocaciones y grandes aciertos, que ha logrado todo lo que se ha propuesto hacer, y que es una persona no sólo encantadora sino también uno de los mejores seres humanos que he visto. Talvez en ciertas anécdotas exagera, pero eso, a mi parecer, hace más interesante la historia, y lo hace ser quien es, mi "Big Fish".

No hay comentarios:

Publicar un comentario